Asistencia remota

Los usuarios con servicio de asistencia y mantenimiento en vigor pueden ahora beneficiarse de un servicio de asistencia remota mediante el cual un técnico de Binarema operará en el ordenador del usuario como si estuviera sentado frente a él. El único requisito para poder establecer la conexión es tener acceso a internet.

La asistencia remota está limitada y condicionada en los mismos términos en los que lo está la asistencia telefónica. Por el momento este servicio se ofrece sin cargo adicional.

¿Cómo funciona?

  1. Antes de intentar establecer una sesión de asistencia remota es imprescindible que telefonee al 902 333 444 y solicite que un técnico le atienda remotamente. Si intenta la conexión sin avisar, no podrá establecerla.

    Aunque el técnico le guiará paso a paso hasta que la conexión se realice, aquí detallamos el resto de los pasos:

  2. Haga clic aquí para descargar un pequeño programa que tendrá que ejecutar. Su explorador de internet le preguntará si desea ejecutarlo o guardarlo. Guardarlo no sirve de nada; seleccione Ejecutar.

  3. Aparecerá una ventana similar a ésta:


  4. Haga doble clic sobre el nombre del técnico que le atiende. La conexión se establecerá en unos pocos segundos. Desde ese momento, tanto usted como el técnico podrán operar en su ordenador.

¿Cómo es de segura?

La comunicación entre su ordenador y el nuestro se realiza cifrada (128 bits). Para que se haga una idea, es la misma seguridad que le ofrecen su banco o caja cuando usted accede a ellos desde internet para operar en sus cuentas.

Por otro lado, el fichero que usted se descarga no se guarda en un directorio normal. Los exploradores de internet suelen almacenar todo lo que descargan en un directorio de memoria caché, pero usted puede deshacerse de esta memoria si lo desea. En cuanto la sesión de asistencia remota se cierra, el acceso a su ordenador no es posible de nuevo si no se repiten todos los pasos del apartado anterior.